fbpx
Ultimate magazine theme for WordPress.

Rocío y Erick: la herida morena con tono chipotle en Veracruz

6

CLAROSCUROS

Rocío y Erick Patrocinio: la herida morena con tono chipotle en Veracruz

José Luis Ortega Vidal


(1)

De haber contado con la confianza al más alto nivel del poder estatal y federal, Erick Patrocinio Cisneros Burgos se ha convertido en una carga política.

El duelo declarativo entre el secretario de Gobierno y la titular de la Secretaría de Energía -entre lunes y martes pasados- evidencia una herida en el equipo del gobernador Cuitláhuac García Jiménez.

Limitado por su inexperiencia política y enfrentado -ciertamente- a uno de los más complejos escenarios de la sociedad veracruzana en la historia de los últimos setenta años, el jefe del Ejecutivo no puede con Erick, a quien convirtió en el segundo hombre más poderoso por recomendación de Rocío Nahle, quien tampoco puede con Patrocinio.

El presidente si puede, pero actuar con las herramientas políticas y de seguridad federales para resolver de tajo un problema local, abriría más la grieta de un morenismo veracruzano clave en el proyecto de Claudia Sheinbaum.

(2)

Andrés Manuel López Obrador fue colocado en la lucha contra Cisneros Burgos por la familia Robles Barajas, antiguos impulsores de la carrera de Rocío Nahle García cuando mostró interés por sumarse al obradorismo, más de dos décadas atrás.

Roselia Barajas de Robles, embajadora de México en Costa Rica y amiga entrañable de AMLO -a quien cobijó cuando se lanzó desde su natal Tabasco hacia la ciudad de México para conquistar Troya- sigue pesando en el círculo personal del presidente.

No es, sin embargo, el interés de impulsar a Mónica Robles como senadora o diputada federal, lo que llevó a colocar en la mañanera a la corresponsal de Imagen del Golfo -dos ocasiones- con el señalamiento de la ilegal autopromoción de Cisneros Burgos para luchar por la gubernatura.

Tampoco es el interés del “estudioso” sobre la negritud en Veracruz por la candidatura para relevar a Cuitláhuac García Jiménez, lo que mueve a Imagen del Golfo, Rocío Nahle, el gabinete estatal y los diputados locales y guindas de confianza, a buscar el freno del poderoso político nativo de Otatitlán, la tierra del Cristo Negro.

(3)

Detrás de este tumulto cuya candidatura por la gubernatura no ha estado en riesgo -hasta ahora- en la figura de la ingeniera nativa de Zacatecas, está el producto del encargo que le hicieron al secretario de Gobierno, cinco años atrás y del cual emerge el temor de todos.

(4)

A Erick Patrocinio Cisneros Burgos le pidieron nadar en las alcantarillas, del norte al sur veracruzano, de calmar las aguas purulentas donde ninguno de los jóvenes políticos a cargo del primer gobierno izquierdista de Veracruz ha mostrado interés ni capacidad para bañarse.

“Es un hombre peligroso”, narró al reportero un político de alto nivel en el país, respecto al personaje en cuestión.

Lo es, se entiende, por lo que sabe, por lo que acordó, por lo que ha sido capaz de hacer, por su manejo astuto y sin temblor de un solo músculo, del gabinete de seguridad en pleno, el que le corresponde y el que legalmente no le corresponde: la Secretaría de Seguridad Pública y la Fiscalía.

(5)

Fuerte, directa, sabedora del respaldo presidencial, Rocío Nahle declaró el final de su amistad con Erick Patrocinio.

Envalentonado, dando continuidad a su desobediencia frente a la orden de López Obrador para renunciar a la Secretaría de Gobierno, Cisneros Burgos respondió: Rocío Nahle es mi amiga, es una gran compañera.

Ahí quedan la franqueza de Rocío y la respuesta críptica de Erick Patrocinio.

(6)

El secretario de Gobierno sabe que no será gobernador; entiende que tampoco será senador.

(7)

No me dejarán sin una silla y no me van a sacrificar, parece decir una y otra y otra vez a sus rivales, ahora ubicados mayormente en MORENA y a todos los niveles y desde múltiples frentes, el hombre de la mirada fría y la sonrisa retadora.

Producto, ambas, no de lo que le sabe al gobernador, sino de lo que le sabe al sistema federal y estatal.

(8)

Quizá, finalmente, el tema del secretario de Gobierno que sobrepasó el poder del gobernador y es visto como un “compañero” peligroso por morenistas incrustados en el primer círculo de la entidad veracruzana, sea solucionado desde la ciudad de México.

En Veracruz Erick Patrocinio ya los superó a todos.

El presidente está informado y Claudia Sheinbaum también.

Rocío Nahle recibió pormenores durante la famosa reunión en el Hotel Emporio de Veracruz y actuó de inmediato, sólo para recibir una respuesta también de inmediato.

(9)

En Veracruz, a MORENA le urge tejer muy fino, con aguja política capotera y de acero.

(10)

Veracruz es muy romántico y muy histórico, Veracruz vibra en nuestro ser, pero a la hora de disputar el poder Veracruz también es “un rinconcito donde hacen su nido las olas de mal…”

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.