fbpx

El desastre que dejó Nahle en la Refinería Olmeca: Aunque ya produjera gasolina, no hay como sacarla

0 18

Místicos y Terrenales

* El desastre que dejó Nahle en la Refinería Olmeca: Aunque ya produjera gasolina, no hay como sacarla

* AMLO mismo da evidencia de lo ineficaz de la zacatecana

* Nahle hace quedar mal a López Obrador, otra vez

Marco Antonio Aguirre Rodríguez


La Refinería Olmeca sigue siendo un desastre.

El presidente Andrés Manuel López Obrador otra vez quedó mal, incumplió su promesa, pues el plazo que había dado para que la planta estuviera ya produciendo gasolina, no se cumplió.

En su quinto informe de gobierno, aseguró que para finales de 2023 la planta ya estaría produciendo 290 mil barriles diarios de gasolina, de los 340 mil barriles de gasolinas por día que supuestamente debe de procesar.

Pero no produce ni un litro.

NAHLE HACE QUEDAR MAL, OTRA VEZ, A AMLO

Ese 1 de septiembre de 2023 aseguró que la refinería Olmeca, comenzó ese día la producción de petrolíferos, y lo hizo durante su quinto informe de gobierno. Y con esa seguridad afirmó que “a finales del año esta refinería estará produciendo un promedio de 290 mil barriles diarios de gasolinas”.

Los datos que Rocío Nahle le dio, como encargada de la obra, fueron equivocados, una vez más.

Y nuevamente lo hizo quedar mal.

Pero lo peor, aunque estuviera ya en plena producción hoy, la refinería Olmeca, no podrían sacar la gasolina, porque el puerto de Dos Bocas, ubicado a unos metros de la planta, no es operable para este fin, de acuerdo con un informe de la misma Secretaría de Marina.

Rocío Nahle dejó un verdadero desastre en la Refinería Olmeca.

Su prioridad no fue que la planta generase gasolina, si no dinero, por los contratos multimillonarios entregados a diversas compañías con las que presumiblemente tiene acuerdos, y en los que los costos se han incrementado hasta tres veces.

Hasta ahora el inicio de operaciones y la puesta en funcionamiento total de la Refinería Olmeca, ha sido sólo una cadena de excusas, una tra otra, desde hace un año, 6 meses y 15 días, cuando se dijo que la misma ya estaría operando a toda su capacidad.

Y eso es lo que quiere la zacatecana, Rocío Nahle, hacer también en Veracruz: el saqueo de los recursos, con múltiples deficiencias, pero con muchos pretextos para lo no hecho.

Es más, el mismo López Obrador dio testimonio de la ineficiencia de Rocío Nahle en su mañanera de éste mismo lunes 15, después de la publicación del magnífico reportaje de Everardo Martínez para El Universal.

“Se aplicó a fondo”, expresó López Obrador de Rocío Nahle.

Esto es, que el retraso de un año, 6 meses y 15 días que hoy lleva el que la refinería trabaje a todo lo que debe, es la máximo que la zacatecana pudo lograr.

“Se aplico a fondo”, lo señaló el presidente, y en ese aplicarse a fondo, fue todo lo que pudo lograr.

Ahora López Obrador alarga el plazo una vez más, en su mañanera del 15 de enero, y asegura que para febrero, por fin, comenzará a producir algo la refinería Olmeca.

¿Volverá a quedar mal el mandatario por culpa de la zacatecana?

EL DESASTRE QUE DEJÓ NAHLE EN LA REFINERÍA OLMECA: AUNQUE PRODUZCA GASOLINA, NO HAY COMO SACARLA

Este lunes 15 de enero, el periódico El Universal revela que la refinería Olmeca está prácticamente aislada, si se trata de como sacar la gasolina que ahí se debería de estar produciendo ya.

La principal forma de distribuir la gasolina, el puerto, no está funcionable.

Una ficha de la Secretaría de Marina (Semar) dirigida a la Secretaría de Hacienda para solicitar más recursos para hacer funcionable el puerto de Dos Bocas, muestra que el mismo está incompleto, está saturado y presenta riesgos para algunos barcos.

El puerto es esencial para poder sacar la gasolina (cuando se produzca). El mismo López Obrador lo reconoció, en su mañanera del 8 de agosto de 2023, cuando todavía creía en lo que Rocío Nahle le prometió, que la refinería Olmeca estaría operando al 100% para estas fechas.

“No vamos a tener ningún problema, porque se puede sacar el combustible por autotanques, y tenemos el puerto de Dos Bocas, para sacar el combustible por mar hacia puerto Progreso, a la península [de Yucatán], y a Veracruz; todo el golfo [de México], la refinería está a 200 metros del puerto”, expresó.

Pero el puerto, como la refinería, está incompleto.

Y el puerto de Dos Bocas es la única forma posible, porque en la mala planeación que hizo Rocío Nahle, se le olvidó que también se debían construir las vías para que llegase a la Refinería Olmeca un tren de carga (tanto para llevar petróleo y otros elementos necesarios, como para sacar la producción y hasta los desechos), y los ductos (tanto para que llegue el crudo que habrá de procesarse, como para distribuir la producción de la refinería), que son las formas menos costosas de hacer esto.

Según el diagnóstico elaborado por la Semar, el cambio climático afecta sustancialmente al puerto de Dos Bocas, con fuertes vientos y mareas, lo que ha provocado que en el último lustro cada año el puerto esté cerrado 50 días, en promedio.

Esto mismo general que tenga problemas de sedimentación, además de que se profundice para que puedan llegar embarcaciones de mayor calado.

El puerto tiene dos rompeolas, de mil 880 metros uno al oriente y 750 al poniente, el otro, pero ambos están inconclusos. El rompeolas oriente está a un 53.4% de su longitud de diseño, mientras que el poniente está a 50.2%, detalla el informe.

“Ello trae como consecuencia el depósito de sedimentos en el recinto portuario, altos oleajes en las áreas navegables en su interior, maniobras complicadas para los pilotos de puerto y afectaciones constantes al señalamiento marítimo, así como la necesidad de parar operaciones de carga/descarga de buques y liberar los muelles ante la ocurrencia de eventos de vientos para evitar daños a buques, a la carga e infraestructura portuaria (muelles, defensas, bitas, pilotes)”, anota el reportaje de El Universal.

Con todos estos problemas, la Semar solicitó el año pasado mil 896 millones de pesos para esas obras, pero sólo le autorizaron este año 35 millones de pesos para dragado.

El presupuesto probablemente fue denegado porque los estudios técnicos muestran que no será necesario tener el puerto en óptimas condiciones en lo que resta de 2024 y probablemente ni siquiera el 2025, porque no habrá la producción de gasolinas que se debería de tener ya, por el fracaso que ha sido esta obra.

Eso aun cuando el presidente López Obrador diga que, ahora sí, ya habrá producción de gasolinas.

AMLO MISMO DA EVIDENCIA DE LO INEFICAZ DE LA ZACATECANA

Si Rocío Nahle hubiera hecho bien su trabajo, hoy la Refinería Olmeca estuviera operando al 100%, produciendo 340 mil barriles diarios de combustibles, alrededor de 54 millones 60 mil litros, los cuales tendrían que ser extraídos en pipas, porque el puerto no está listo.

De acuerdo a los estándares de Pemex, los carros tanque deben de ser de 43 mil litros cada uno, lo cual significa que cada día debería de haber a las puertas de la planta más de 1,257 vehículos de este tipo, los cuales miden más de 12 metros de largo, por lo que formados uno tras de otro, sería una larga y prolongada fila que podría llegar incluso al palacio municipal de Comalcalco, en Tabasco, a 22 kilómetros de distancia de la entrada de la planta.

Pero como la zacatecana no hizo bien su trabajo, las deficiencias de la Refinería Olmeca y de la infraestrucutra de soporte siguen brotando.

Por eso, cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo éste 15 de enero de 2024 que Rocío Nahle “se aplicó a fondo” para la construcción de Dos Bocas dio la mejor evidencia de la ineficacia de la zacatecana, pues 1 año, 6 meses y 15 días desúés de que la refinería Olmeca debería de estar con su producción total, hoy no refina ni un litro de gasolina.

(Si usted quiere ver el reportaje de El Universal lo puede hacer en este enlace, pero con la advertencia de que es contenido sólo para suscriptores: https://www.eluniversal.com.mx/cartera/un-desafio-sacar-la-gasolina-de-dos-bocas/)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.