Por andar en la compra de votos para Morena, funcionarios de Sedarpa tienen descuidado el campo veracruzano

0 32
Difundir

Debido a que en la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca (Sedarpa) del gobierno de Veracruz, los funcionarios se dedican más a atender sus negocios, y ahora al acarreo y coptación de votantes, han descuidado las actividades que les corresponden, al grado de que todo el campo veracruzano está abandonado.

Esto también es reflejo de que los recursos que llegan de la federación para atender la salud del ganado para consumo humano, se desvían para otros fines.

Una muestra de lo mal que están haciendo el trabajo en esa institución, es que la misma Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) del gobierno federal, les acaba de negar el permiso para la instalación de 8 “Puntos de Verificación e Inspección Interna” (PVI por la denominación que les dan) para la revisión de ganado en tránsito, para que no sean portadores de tuberculosis bovina o brucelosis.

Esto representa un retroceso para la certificación de ganado en tránsito y sobre todo para ganado de exportación a Estados Unidos, y es una situación que por las mismas deficiencias afecta a todo el estado en su estatus zoosanitario.

El fracaso de esto es por la mala actuación del titular de la Sedarpa, Evaristo Ovando Ramírez, y su titular de la Unidad Administrativa, Leroy Antonio Salazar Leal, junto con el subsecretario de Ganadería, Humberto Amador Zaragoza, y el director de Ganadería, Enrique Arturo Hernández Amaya. Estos funcionarios acaban de ser señalados de estar realizando labores de proselitismo a favor de Morena y de cooptación de votantes, en una operación que incluye pedirle copia de su credencial de elector a las personas.

Leroy Salazar es cercano a Eleazar Guerrero y del nuevo Subsecretario de Administración, Carlos Bernabé Pérez Salazar, con el cual -casualmente- son familiares.

Estos Puntos de Verificación, requieren de una infraestructura mínima para trabajar, de la cual carecen los puntos a los que se les negó el permiso para operar: áreas con patio de maniobras y dotadas con servicios para su operación, tecnología (Internet, sistemas de cómputo y comunicación para la rastreabilidad de embarques, además de personal capacitado para manejar estos lugares y evaluado por los sistemas nacionales de certificación en revisión de cargas pecuarias.

Cómo se ha dejado de invertir en todo el estatus zoosanitario de Veracruz, el ganado de la zona del Papaloapan hasta el sur de Veracruz no se puede exportar por falta de estas certificaciones.

De hecho la misma Sader ha hecho observaciones de que se introduce ganado al sur de Veracruz de dudosa calidad, procedente de Centroamérica, el cual es “adoptado” como veracruzano para tratar de llevarlo al mercado de Estados Unidos.

Pero este mismo ganado, por su origen incierto, genera riesgo de un brote en brucelosis y tuberculosis bovina, ya que al no tener los puntos de revisión para darle seguimiento, el ganado llega al estado en condiciones inciertas.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.