fbpx

SEMBRANDO LA DUDA.

0 17

Dice un refrán que el amor y el dinero no se pueden ocultar, en el caso específico de la candidata zacatecana al Gobierno de Veracruz, ha resultado desastrosamente cierto para su campaña.

Rodeada de múltiples acusaciones e incluso denuncias presentadas en su contra, el proceso electoral ha estado lleno de inconvenientes legales desde su postulación.

Sin embargo, también es verdad que en el plano de las emociones hay temas que no pueden ocultarse, como lo advirtió desde la cárcel Javier Duarte la soberbia de la candidata de morena y de su equipo, ha generado una división entre los grupos locales al grado de relegarlos de las candidaturas y del trabajo de proselitismo, incluso llegando a la confrontación en algunos eventos, donde parecen defender cada uno intereses personales y de partido más que apoyar una coalición.

Por esta razón hay un punto que sobresale a la luz de los acontecimientos reciente, en particular en un sector que ha sido olvidado por esta administración tanto federal como la local.

El Sector Agropecuario siempre ha sido para Veracruz, un referente del trabajo y dedicación de su gente a nivel nacional, ocupando desde hace varios años los primeros lugares en algunos cultivo y productos de su agroindustria.

En este sentido, desde hace algunas semanas ha tenido gran cobertura mediática un personaje que políticamente no tiene una representación de grupos, aunque de todos es sabido que su cargo lo debe a su cercanía con el ex Subsecretario Eleazar Guerrero; sin una trayectoria política ha sido expuesto en los medios e incluso por la propia candidata en un video de su cuenta oficial, realizando abiertamente actos de campaña en días y horarios laborables.

Es del dominio público y también ha sido denunciado en diversos espacios, que los empleados de gobierno han sido obligados a participar aún en contra de su voluntad, en diversos eventos de campaña del partido en el poder, pero llama la atención que de todos los secretarios Evaristo Ovando sea el único que ha sido expuesto de esta manera.

Pudiera considerarse que su falta de experiencia política y su ánimo de ganarse la atención de Rocío Nahle, lo hacen descuidado en las formas de mostrar su apoyo, pero cuando se analiza a detalle surgen varias dudas que ameritan ser resaltadas. La SEDARPA cuenta con una red de técnicos que debería atender temas relacionados con el campo y sus necesidades, pero han sido obligados a participar en apoyo de algunos candidatos y a trabajar los fines de semana repartiendo propaganda.

El grupo político que colocó a Evaristo Ovando en el puesto, ha sido excluido de los principales cargos de elección por los que estuvieron esperando en estas votaciones, el mismo Eleazar Guerrero fue colocado en el puesto 16 de las candidaturas plurinominales de las diputaciones federales, lo que reduce su posibilidad de conseguir la protección del fuero legislativo en caso de que el gobierno local transite por un cambio de partido, lo que colocaría a varios personajes en el punto central de las auditorías que seguramente estarán dando con múltiples irregularidades de la administración saliente.

El fin de semana la propia candidata de morena dio a conocer que Rodrigo Calderón Salas, actual alcalde con licencia de Martínez de la Torre sería el titular de SEDARPA en caso de ganar las elecciones, siendo el único cargo que dará previo a los resultados de los comicios, lo que manda al Sector Agropecuario un claro mensaje que no quiere nada con los grupos actuales. Pareciera que al todavía titular de la SEDARPA le ganó la inexperiencia política, no se percató que fue ofrecido como conejillo de indias por su grupo político.

Al propio Eleazar Guerrero le conviene que la Alianza Opositora gane además de la gubernatura, la mayor cantidad de diputaciones federales porque eso le acerca a la posibilidad de obtener la protección legal que le otorga el cargo de legislador; obligar a los técnicos a participar en actos de campaña provoca un gran descontento que seguramente se verá reflejado en las urnas en contra de morena; dejando a Evaristo Ovando como el único elemento visible operando para Rocío Nahle y un posible responsable de delitos electorales como funcionario público.

Existen muchas interrogantes respecto al verdadero apoyo dentro de estas fuerzas que buscan ganarse el favor de los candidatos, pero entre más se aproxima la definición de esta contienda, las traiciones y pasiones se vuelven más evidentes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.