Exhiben a esposo de Nahle cometiendo delitos electorales

0 109

• Adelanta nepotismo: estaré en el gobierno
• Confiesa modus operandi en Dos Bocas al amparo de Rocío

Veracruz. – José Luis Peña, esposo de la candidata de Morena a la gubernatura de Veracruz, Rocío Nahle, fue grabado cometiendo delitos electorales y exhibido en redes sociales.

En plena etapa de intercampaña donde no se pueden hacer promesas, ni pedir el voto, el esposo de la aspirante fue invitado el pasado 18 de febrero a la Asamblea General Ordinaria de la Asociación Ganadera Local General de Sayula de Alemán, junto al presidente municipal petista de Jesús Carranza, Pasiano Rueda Canseco, y el subsecretario de Ganadería y Pesca de la Sedarpa, Humberto Amador Zaragoza.

En el video, se observa al cónyuge de Nahle García hacer uso de la voz y ofrecer apoyos a los ganaderos; también sin empacho acepta que si ganan el ocupará un cargo en el gabinete, esto, anticipando un claro acto de nepotismo y de tráfico de influencias.

“Acuérdense, mi nombre es José Luis Peña Peña, yo este le había dicho a la candidata que primeramente Dios yo voy a estar ahí, y cualquier problema que ustedes tengan, si ganamos, que vamos a ganar, porque es inminente, yo voy a estar en el área de la ganadería, sin un solo peso, sin cobrar nada. Lo único que voy a hacer es estarlos apoyando a todos ustedes y cuando no nos quieran cualquier cosa, vamos y hacemos un plantón ahí en Palacio de Gobierno para que nos resuelvan. Yo los voy a acompañar a ustedes para que nos resuelvan todos los problemas que estamos aquí acordando. Y nos vamos a llevar a Pasiano y llevamos… porque todo lo vamos a resolver” dice.

Pero, no sólo anticipa que estará en áreas claves del gobierno si gana Rocío Nahle, otra confesión en la cinta es que el cónyuge habla de cómo ya hizo lo mismo en la refinería Dos Bocas.

“Queremos que el campo tenga la mejor tecnología, la mejor tecnología que hay en el mundo la vamos a tener en el campo, porque así lo hicimos en Dos Bocas, en Dos Bocas tuvimos la mejor tecnología del mundo, y si no la hay aquí en México la vamos a ir a buscar, pero con la ayuda de todos ustedes” aseguró.

José Luis Peña Peña, un ingeniero mecánico que llegó a ser subjefe de Mantenimiento en el Complejo Químico Pajarito, en Coatzacoalcos, Veracruz.

En las páginas de la investigación Abusos marcan a Rocío Nahle, de la revista Eje Central, se comentó que, aunque la titular con lujo de detalle enumeraba nombres, apellidos y números de los contratos mal habidos de Petróleos Mexicanos, fue protagonista de unos esos ilícitos que solía denunciar.

A finales del 2012, en el sexenio de Felipe Calderón, su esposo José Luis Peña, ganó notoriedad en el círculo de los ingenieros jubilados de Pemex, pues durante un año y medio estuvo «viviendo» en el Hotel Prado, con desayunos, comida, cenas y viáticos que en ese entonces superaban los 150 mil pesos mensuales.

El inmueble, que se encontraba en avenida Marina Nacional 399, a dos cuadras de Torre Pemex, hospedaba a trabajadores de la compañía mexicana que tenían que viajar unos días a la Ciudad de México. Pero el ingeniero Peña prácticamente vivía ahí.

Cuenta el abogado, Rogelio Martínez, fundador de Morena en Veracruz y amigo cercano a la familia Peña Nahle, que José Luis Peña fue jubilado después de laborar más de 33 años en el complejo Petroquímico de Pajaritos, con un nivel de 33, es decir no tenía bonos, ni prestaciones.

Sin embargo, gracias a la intervención de Nahle, su esposo fue reinstalado en la empresa, y lo comisionaron durante 18 meses en las oficinas centrales, la cual incluía viáticos, comida y transporte para viajar a la CDMX. Por segunda vez fue jubilado, pero esta ocasión con ingresos que superaban los 120 mil pesos con bonos y prestaciones.

Según Eje Central, el esposo de Nahle era muy dado a pedir dinero de forma clandestina, por lo que la contraloría le hizo cinco investigaciones. La última, sería llevado a investigación a la capital de México. Esto causó la ansiedad del hombre quien tomó algunas pastillas y se encerró en su auto.

«Esa noche Rocío me habló por teléfono y me suplicó que fuera a ayudarlos, porque decía que yo era el único que podía evitar que se hiciera daño», dijo Rogelio para Eje Central.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.