El Baldón: La ignorancia en México.

0 0

José Miguel Cobián

Ignorante es una persona que carece de conocimiento.  Todos somos ignorantes en muchísimos temas. La diferencia es que algunos buscamos conocer del tema que vamos a tratar, y para conocer del tema hay que conocer los hechos, no nada más expresar opiniones sin sustento.

Una persona que interactúa en algunos chats con un seudónimo porque teme dar su nombre, se molestó porque comenté que el mexicano promedio es ignorante.  Ya no le expliqué que esa comparación va en función de países preocupados por la educación de sus habitantes.   Sin embargo, surgió la inquietud de analizar que tan cierta puede ser mi aseveración.

De entrada me puse a investigar información sobre educación formal.  El 4.9% de la población no ha visitado la escuela jamás.  El 49.3% cuenta con primaria terminada, el 24% cuenta con educación media superior, y el 21.6% cuenta con educación superior.  Hay por allí un 0.2% sin información.  Esto de acuerdo a los censos y conteos de población y vivienda que publica el INEGI.   Esto nos lleva a que el mexicano promedio cuenta con 9.7 grados de educación en promedio, casi como si todos estuviéramos en el segundo semestre de la preparatoria.

Bueno, ya me enteré de cuál es la educación promedio, pero ¿Sirve esa educación?  Para eso decidí consultar resultados de la prueba PISA 2022, que son los últimos publicados.  La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos informa que México mantiene un nivel por debajo del promedio internacional en Ciencias, Matemáticas y Lectura.  En Matemáticas, México retrocedió a niveles de 2003, y en Ciencias y Lectura retrocedió a niveles de 2018.

Mientras en México solo el 34% de los estudiantes de 15 años o más pueden convertir precios de una moneda a otra, o comparar distancias de dos rutas alternativas, en países como Singapur, China, Japón, Hong Kong y estonia, es el 85% de los alumnos quienes tienen esas habilidades.  Si hablamos de Lectura, apenas el 1% de los estudiantes mexicanos puede comprender textos extensos, manejar conceptos abstractos o contrarios a la intuición, y entender la diferencia entre un hecho real y una opinión relacionado con el contenido o la fuente de información.

La diferencia entre escuelas públicas y privadas fue enorme, 58 puntos en matemáticas.  Lo que refleja que en las escuelas privadas se busca la calidad educativa, mientras que en las escuelas públicas se cumple con no reprobar alumnos y no exigir para evitar problemas con los padres de familia.

Un aspecto que influye en el desempeño escolar es la seguridad. En México el 22% de los estudiantes dijo sentirse inseguro en su camino hacia y de la escuela, en comparación con el 7% en promedio de la OCDE.

Comparando a México con un país de población similar, aunque derrotado en la segunda guerra mundial como Japón, podemos ver que en Matemáticas estamos en 395 vs 536 puntos.   En Comprensión lectora 415 vs 516 puntos, y en ciencia 410 vs 547.  Muy abajo México.  El lugar 51 de entre 81 países evaluados.

Otra manera de medir el nivel cultural de un país es en función de cuántos libros se leen al año.  En México en promedio 3.4 libros según el Módulo de Lectura (Molec) elaborado por el INEGI.   De 38 millones alfabetas de 18 años o más en 2020, 16 millones declararon haber leído un libro en el último año.  66% de quienes tienen educación superior leyeron cuando menos un libro en el último año, en contraste con el 20% de quienes tienen primaria terminada.

Partiendo de lo anterior, queda claro que el nivel de escolaridad del mexicano promedio no supera el primero de preparatoria. También queda claro que un enorme porcentaje de la población es incapaz de comprender un texto más allá de unos cuántos renglones, de realizar una operación matemática simple, o de tener un mínimo de comprensión y conocimiento de ciencias y como opera el método científico.

Una población incapaz de analizar e investigar, imposibilitada para discernir entre un hecho y una simple opinión, e incluso de lo convertiría esa opinión en una verdad basada en hechos o datos duros, es una población ignorante.   Una población que influenciada por los mitos fundacionales que se le inculcaron en la primaria en sus clases de historia, que es incapaz de salir de ellos para buscar la verdad, es una población manipulada e ignorante.

El principal responsable es el propio sistema educativo, que no busca la excelencia porque conlleva exigencias a los alumnos, mismas que generan conflictos que se prefiere evitar pasando de año a todos, sin importar si hubieran o no aprendido las lecciones. Aunado a ello, el propio mexicano también es responsable, ese que no busca instruirse, que no investiga, que no disfruta la lectura, que se conforma con lo que mal aprendió a su paso por la escuela.

Ese imposible razonamiento lector es el que convierte las discusiones y análisis en problemas y enemistades.  No se entiende lo que se lee, no se entiende lo que se escucha. No se sabe diferenciar una opinión de un dato indiscutible, y sobre todo, resulta imposible reconocer que del tema no se sabe, o mejor aún, darle la razón a la otra persona, cuando la tiene.    ¡Pobre México, en manos de estos mexicanos está tu destino!

www.elbaldondecobian@gmail.com                                @jmcmex

https://josecobian.blogspot.com/2024/03/blog-post_26.html

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.