fbpx

CRECIMIENTO ECONÓMICO CON BIENESTAR SOCIAL

0 28

FRAGMENTACIÓN Y ANCLAJE REGIONAL

CRECIMIENTO ECONÓMICO CON BIENESTAR SOCIAL

ENTREGA 2 DE 3

En la comparativa económico-social México avanza impulsado por la turbina Centro-Norte, coexistiendo con la fragilidad del Suroeste y Sureste. Regionalmente somos un país fragmentado, con anclaje y matices de implosión.

El diagnóstico de disparidades regionales está abundantemente estudiado, requerimos definir las vías de política pública para resolverlas y dejar de entenderlo como una cuestión de herencia.

Los datos del Índice Estatal de Competitividad 2024, publicados por el IMCO A.C., permiten obtener una fotografía inmediata, agrupando las entidades federativas en 8 regiones.

La comparación regional nace del propio análisis IMCO, contrastando los mejores y peores estados, seleccionando 25 de 50 indicadores, de los 6 subíndices.

Fragmentación (mejores entidades):

Tres bloques definen la fragmentación económico/social del país. La turbina Centro-Norte (19 indicadores, 76%). La fragilidad Suroeste-Sureste (5 indicadores) y el desperdiciado Occidente-Oriente (1 indicador).

 Anclaje (peores entidades):

El anclaje y la fragilidad económico/social de México, provienen del Suroeste y Sureste, con el peor desempeño en 18 indicadores (72%).

Los datos enriquecen más el análisis, mostrando que en las regiones hay matices de implosión, como ejemplo:

Región Sureste

  • Tabasco vs Campeche. Uno tiene la mayor tasa de crecimiento del PIB (13.3%) y el otro es la peor entidad con (-0.4%)
  • Yucatán vs Campeche. Uno garantiza menor incidencia delictiva (1.7) y el otro ocupa el lugar 29 nacional con (27.2)

Región Noroeste

  • Chihuahua vs Baja California Sur. El primero lidera la exportación de mercancías como porcentaje del PIB (137%) y el segundo está en la posición 28 nacional con (5%)

Región Centro Sur

  • Ciudad de México vs Morelos. Tenemos a la mejor entidad en brecha de ingresos por género (6.2%) y a la otra en la posición 28 nacional con (21.5%)

Región Oriente

  • Tlaxcala vs Veracruz. Uno tiene deuda estatal de (0%), como porcentaje de sus ingresos totales, y la otra ocupa la posición 26 nacional con (28%)

Esta fotografía regional, refleja a México dentro de las tres trampas del desarrollo definidas por la CEPAL:

  • Bajo crecimiento económico
  • Alta desigualdad y lenta movilidad social, y
  • Baja capacidad institucional

La realidad del país con fragmentación, fragilidad, anclaje  e implosión, perfilan la necesidad de una estrategia regional mediante el rol de la eficacia mutua, crecimiento económico con bienestar social, en dos vías de acción efectiva:

  1. Fortalecer la política pública de planeación nacional y estatal del desarrollo, con una rigurosa evaluación cuantitativa y cualitativa
  2. Incentivar la participación del sector privado en los proyectos de inversión federales, estatales y municipales, y respecto a las oportunidades de coyuntura

Al fortalecer la cooperación del sector privado, se multiplican las oportunidades para impactar positivamente la realidad:

  • Construyendo infraestructura de gas natural, especialmente hacia el sur sureste del país
  • Garantizando la demanda de electricidad nacional en los próximos 50 años
  • Atrayendo inversiones (nearshoring) y desarrollando cadenas de valor con microempresas, desde adentro de las entidades
  • Concretando los polos de desarrollo industrial en las Zonas Económicas Especiales
  • Aumentando la infraestructura de telefonía móvil, internet e impulsando la banca móvil
  • Reactivando las asociaciones público/privadas en infraestructura de servicios de salud y educación

La cancha de la prosperidad se puede ampliar con la participación de la iniciativa privada en los proyectos regionales, respecto a nuestra mayor apuesta en el comercio exterior y las remesas como salvación.

Así mismo, es importante que el ingreso laboral aumente para reducir la pobreza, creando programas sociales en capacitación, habilidades e idiomas.

El objetivo es alcanzar logros regionales bidireccionales (crecimiento económico con bienestar social) que permitan pasar de los desafíos a las oportunidades; con una vida digna, empleos formales, mejores salarios, prestaciones, igualdad y tranquilidad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.