Alberto Mijangos se fue a Morena, se desencantó y ahora se pronuncia por Pepe Yunes

0 0
Difundir

Fue delegado de Profeco, líder del PRI local, presidente de Integra, director de CMAS, secretario de Gobierno municipal… y volvió al redil  

Ya probó Morena y se arrepintió. Y Alberto Mijangos terminó entre las huestes de la oposición.

Desengañado del obradorismo, de Movimiento Ciudadano que se agenció la regiduría que debió ocupar su hija Mónica, Alberto Mijangos Martínez se volvió motor del voto para el priista Pepe Yunes Zorrilla, candidato al gobierno de Veracruz.

Lidera un proyecto ciudadano, los no militantes, los arrepentidos, el electorado pasivo que habla y se queja pero no va más allá, aquel en el que bulle la rabia ante el abuso del poder, la mediocridad política y la corrupción que corroe al gobierno morenista.

El 21 de marzo, Alberto Mijangos encabezó a un grupo ciudadano que externó su respaldo a Pepe Yunes en Coatzacoalcos, por su formación política, su integridad personal, su paso por las instituciones, el Senado, la Cámara de Diputados, el Congreso de Veracruz, la figura para echar a Morena del poder.

Horas antes Mijangos lanzó una severa crítica régimen morenista en redes sociales:

“Si no actuamos ahora para rescatar a Veracruz de la ineptitud, de la corrupción, de la frivolidad, de la indolencia y de la falta de interés en su gente, de la soberbia y la prepotencia, del uso faccioso de la ley, de los berrinches, el daño que viene será todavía peor.

“Los ciudadanos de bien tenemos que rechazar ser gobernados con las vísceras, con el hígado y la bilis; rechazar el odio, la intriga y el rencor gratuito como forma de gobierno.

“Estamos aquí para desmentir a las encuestas inventadas, pagadas, y para decirle a la gente, a nuestros amigos, que Pepe Yunes puede ganar y va a ganar.

“Aquellos quieren que la gente se desanime, que se sienta derrotada de forma anticipada y que se decepcione del proceso. Quieren que ese desánimo nos aleje de las urnas y que no vayamos a votar.

“Es cierto que no nos puede mover el odio pero sí es muy legítimo estar hartos.

“Ese hartazgo y esa lucidez sobre el capítulo negro que se vendría sobre Veracruz si nos quedamos de brazos cruzados, nos debe mover a votar de forma masiva por Pepe Yunes y Xóchitl Gálvez”.

Venerado por unos, desdeñado por otros, Alberto Mijangos supo arañar el cielo y descender a los infiernos, codearse con alcaldes, confrontarlos y terminar en el olvido. Y tomar vuelo otra vez.

Suma en su haber una delegación en la Procuraduría Federal del Consumidor, la secretaría general del PRI en Coatzacoalcos, la dirección de la Comisión Municipal de Agua y Saneamiento, ser secretario de Gobierno, líder de Integra, organización que sirve de plataforma a la corriente del ex alcalde Iván Hillman Chapoy, pasar del priismo a la ostracidad y enlistarse en las filas de Morena en un acto que atestiguó el mismo Andrés Manuel López Obrador. Y volver a renunciar.

Afecto a recorrer colonias, ser gestor, escuchar reclamos, sofocar conflictos, presume estructuras políticas, masa electoral, votantes resentidos, votantes traicionados, que, dice, llevará a las urnas en la elección del 2 de junio.

–¿Buscaste a Pepe Yunes?

–Él me invitó. Nos vimos aquí, en Coatzacoalcos. Platicamos y nos integramos a su proyecto.

–¿Te decepcionó Morena?

–Creí en Morena. Me equivoqué. No me pesa reconocerlo. Es honesto creer en algo y dar marcha atrás al ver que no es lo que se esperaba.

–¿Resultaron peor?

–Ofrecieron una transformación y hay que ver las barbaridades que han cometido.

#archivomuerto

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.