REVÉS AL HIJO DE ATANASIO.

0 17
Difundir

BARRA LIBRE.

Alfredo Quezada Hernández

REVÉS AL HIJO DE ATANASIO.

De nueva cuenta queda demostrado que el vástago del profe no tiene peso político. Sobra decir que en palacio nacional lo ven con animadversión, que le tienen mal querencia.

Y mire usted si no.

En la lista de los candidatos a diputados federales el único de su cuadra que logró un espacio fue el ex bailarín exótico, sí el tal Zenyazen Escobar García, ese que hacía las veces de titular de Educación y el mismo que dejó hecho un desmadre en la dependencia ubicada en el kilómetro 4.5.

Nadie más de sus incondicionales fue considerado con un escaño, es más, tuvo más peso político un ex fidelista, un tal Bayron Barranco.

El pobre hijo de Atanasio no pudo colocar a la tal Dorheny García Cayetano ni al todavía titular de Finanzas, José Luis Lima Franco. Y ya ni mencionar a su primo al tal Eleazar Guerrero, ese que regentea un conocido membrete, y al cual, tal vez, de lastima, le toque una diputación local y eso para ser del montón, nada de coordinar de la Jucopo como andan presumiendo sus amanuenses.

Gente cercana a la zacatecana nos precisa que fue la ex titular de Energía quien le dio el visto bueno a esa lista, de allí que todo aquel aspirante que tuviera el tufo del hijo de Atanasio fuera rechazado.

Caso muy contrario es el del ex delegado de Bienestar, el naolinqueño, y ya virtual senador, Manuel Huerta Ladrón de Guevara, un auténtico zorro en esto de las lides políticas.

Este amorfo personaje logró colar cuando menos tres candidatos. De entrada, le cumplió su sueño a Adrián González Naveda, un entenado político que le ha sido fiel hasta las cachas. El ex ucisveriano también metió a Paola Tenorio, un personaje que busca su reelección en dicho cargo y que, de lograrlo, sería por tercer ocasión consecutiva representante popular federal por el distrito de San Andrés Tuxtla.

Otro de los que aparecen y que es un fiel lacayo de Huerta Ladrón de Adeberás, perdón, Ladrón de Guevara, es el ex alcalde de Emiliano Zapata, un tal Jorge Alberto Mier Acolt. Con este último son otros los intereses que mueven al casi, casi senador, pero finalmente logra que el ex edil vaya acomodar sus escurridos glúteos en un cómodo sillón de San Lázaro.

Lo cierto, es que Manuel Huerta le será de gran utilidad a la zacatecana aun cuando no lo tenga en sus ánimos. El nativo de la tierra del chicharrón y la longaniza sabe tejer fino, es hábil, escurridizo, conoce los drenajes de la política, de allí la gran ayuda que le pueda brindar a la oriunda de Río Grande, Zacatecas.

Como han cambiado los tiempos de hacer política, ahora todo es valemadrismo. Estos sí son diferentes.

Otro caso muy especial es el de la ex priista María del Carmen Pinete, una representante popular improductiva, una legisladora que sólo ha dado admirables muestras de ser hábil para levantar el dedo y cobrar la dieta. Lo anterior sin mencionar la brillantes que le caracteriza en eso de hacer turismo legislativo.

Por cierto, luego le platicamos sobre el tal Américo Zúñiga Martínez, un incondicional de «Huevos Tibios» y que también, para no vivir en el error, busca chamba.

Pobre Veracruz.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.