La pérdida de poder de AMLO: Dos ejemplos desde Veracruz

0 102
Difundir

Místicos y Terrenales

* La pérdida de poder de AMLO: Dos ejemplos desde Veracruz

* 1. Cuitláhuac traicionó un postulado de AMLO por sus ansías de poder

* 2. AMLO se pronunció contra la reelección y 8 diputados de la 4T la buscan

Marco Antonio Aguirre Rodríguez

Una regla no escrita de la realpolitik en México, es que el presidente en su sexto año de gobierno empieza a perder poder.

Antes, durante la época del partido único, se planteaba que el poder se transfería al candidato presidencial que habría de suceder al que estaba en funciones.

Con el PAN esto se mantuvo y se repitió con la transferencia de Vicente Fox a Felipe Calderón.

Vaya, incluso con el fin del sexenio de Enrique Peña Nieto, cuando era evidente que el ganador era López Obrador, el poder presidencial le comenzó a ser transferido.

Hoy, con el presidente más poderoso de México de los últimos años, la pérdida de poder presidencial se repite.

Sólo que ahora no se ve en una transferencia hacia la candidata presidencial de Morena, Claudia Sheinbaum, si no en la disminución del poder de López Obrador.

Y en Veracruz acaban de ocurrir dos casos que ejemplifican muy bien esto:

  1. Al gobernador Cuitláhuac García, uno de los favoritos de López Obrador, uno de los más prestos a reaccionar a favor de cualquier cosa que dijera el presidente, ahora le importó poco una de las propuestas que hizo el jefe del ejecutivo federal y traicionó uno de sus postulados, todo por sus ansías de poder
  2. El segundo caso es la nominación de los candidatos a la diputación federal, entre los cuales hay 8 que buscan la reelección, aún cuando AMLO se ha pronunciado contra misma en diferentes momentos.

Vamos por partes

CUITLÁHUAC TRAICIONÓ UN POSTULADO DE AMLO POR SUS ANSÍAS DE PODER

¿Qué postulado traicionó?.

A Cuitláhuac García las ansías de poder le fueron más fuertes que la lealtad hacia Andrés Manuel López Obrador.

Mientras el presidente lanza una propuesta de modificación constitucional para que los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sean electos por voto popular, aquí, en Veracruz, Cuitláhuac se brinca eso y ordena la designación de magistrados mediante operativos en el Congreso local, que además debieron de costarle caros.

Pero lo peor, es que Cuitláhuac García pudo haber quedado bien, muy bien, con López Obrador y haber ordenado a su alfil en el Congreso Local, Juan Javier Gómez Cazarin, que promoviera la reforma constitucional para que los magistrados fueran electos en voto popular, tal como lo quiere López Obrador.

Tenía los votos más que suficientes para hacerlo.

Para reformar la Constitución de Veracruz se requiere de mayoría calificada, es decir, más de las dos terceras partes de los diputados que componen la Legislatura local.

Así, al ser 50 los legisladores que integran el Congreso de Veracruz, la mayoría calificada se conforma con 34 diputados.

Morena y sus aliados, y ahora Movimiento Ciudadano sumado, más otros “diputados independientes” conforman una mayoría calificada muy por encima de lo mínimo.

Morena tan sólo tiene una bancada de 29 diputados, más 3 del grupo legislativo “Mixto Trabajo y Fuerza”, en el que hay dos diputados del PT y 1 de Fuerza por México, más 3 del grupo legislativo “Mixto por Amor a Veracruz”, en el que hay dos diputados del PVEM más una diputada independiente.

O sea, 35 diputados.

Pero si a estos se le suman las dos diputadas de Movimiento Ciudadano, partido que ahora se volvió también palero de Morena, serían 37 votos.

Más que suficientes para modificar la Constitución.

Con esa cantidad de legisladores Cuitláhuac García habría podido hacer lo que el presidente López Obrador no puede lograr en el terreno federal: modificar la Constitución para que los magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Veracruz sean electos por voto directo.

Pero le ganaron las ansías de poder a Cuitláhuac y prefirió maniobrar para nombrar a los magistrados directamente en el Congreso de Veracruz.

Total, la capacidad disuasiva del presidente ya disminuyó.

De hecho, algunos de los siete diputados que no asistieron a la sesión donde se hizo la designación de los tres nuevos magistrados y los dos consejeros del Poder Judicial de Veracruz, alegaron precisamente eso:

Que lo que estaba haciendo Cuitláhuac García iba en contra de lo propuesto por el presidente López Obrador.

Si Cuitláhuac García hubiera hecho eso, hoy tendría un gran triunfo político frente a López Obrador.

Fueron 7 diputados los que se rebelaron, por eso es que ni aún con los dos votos de MC podían conseguir la mayoría calificada que necesitaban.

Por eso le falló la primera vuelta, en la que pretendía hacer la designación de 8 magistrados.

Y que en la segunda vuelta tuviera que reducir el número a 3 magistrados y dos consejeros.

Los siete diputados de Morena que se rebelaron son: Marco Antonio Martínez Amador (Acayucan), Margarita Corro (Cosamaloapan), Lourdes Juárez Lara ( Córdoba), Fernando Arteaga Aponte (Veracruz), y Bonifacio Castillo (Papantla).

Además de estos, también se ausentaron las diputadas del Verde Ecologista, Citlali Medellín y Tania Cruz Mejía.

En este fenómeno de rechazo a Cuiltáhuac, también es notoria la ausencia de Nora Lagunes Jauregui, quien aunque está todavía en la bancada del PAN, ha mostrado una fuerte cercanía hacia Gómez Cazarin y a Cuitláhuac García.

Por eso es que Cuitláhuac García y Gómez Cazarin tuvieron que salir a la compra de diputados que les dieran los votos para poder completar la mayoría calificada y hacer la imposición de los magistrados.

¿Cuánto le habrá costado a Cuitláhuac García imponer a los tres nuevos magistrados?.

Debió de haber sido una buena cantidad o al menos una buena promesa de posiciones.

Pero lo más importante de su actuar, Cuitláhuac García fue en contra de uno de los postulados recién planteados por el presidente Andreś Manuel López Obrador:

Que los ministros sean electos mediante voto popular.

O sea, que traicionó uno de los postulados de López Obrador.

Total, el presidente ya se va.

CUITLÁHUAC QUIERE DOMINAR AL TRIBUNAL JUSTICIA Y EL IVAI CUANDO YA NO ESTÉ

Y lo hizo llevado por las ansías de poder.

Los tres nuevos magistrados son allegados plenamente a su gobierno.

Su designación es porque con ellos Cuitláhuac García espera mantener el control del Tribunal Superior de Justicia cuando deje de ser gobernador, sin importar quien le suceda.

Ninguno, absolutamente ninguno de esos magistrados, tiene cercanía alguna con la aspirante de Morena al gobierno del estado de Veracruz, Rocío Nahle, por lo tanto no le tendrán ninguna lealtad a la misma.

Con Pepe Yunes, por lo mismo, tampoco hay identidad alguna.

Con el aspirante de MC menos, aún cuando las diputadas de ese partido hayan votado a favor de los mismos

Los tres designados son:

Humberto Oliverio Hernández Reducindo, Arturo Sosa Vázquez y Claudia Marlene Galán Espinoza.

Hernández Reducindo es uno de los consejeros personales de Juan Javier Gómez Cazarin, el coordinador de la bancada de Morena en el congreso local. Es muy, muy cercano. Por eso es que antes era Consejero de la Judicatura en representación del Poder Judicial de Veracruz.

Es el único de las tres propuestas que tiene maestría, pero la misma es en administración pública y es por el defenestado Instituto de Administración Pública del estado de Veracruz, con una matrícula a la baja, tanto que en 2022 sólo tuvo 14 egresados.

Arturo Sosa Vázquez fue el director general de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y de ahí pasó a la dirección de Patrimonio del Estado, dependiente de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan). O sea que ha estado bajo la sombra de Eleazar Guerrero Pérez, primo de Cuitláhuac García.

Claudia Marlene Galán Espinoza, también era consejera del Poder Judicial, pero en representación del Poder Ejecutivo, o sea designada directamente por Cuitláhuac García. Es quien tiene mayor experiencia judicial.

Al ser dos consejeros de la Judicatura los que dejaron los cargos que tenía, se nombro a nuevos consejeros, por 5 años:

Alejandro Huerta Martínez, en representación del Poder Ejecutivo, y José Alfredo Corona Lizárraga, como representante del Poder Legislativo.

Alejandro Huerta era director general de Programación y Presupuesto, de Sefiplan, o sea, también parte del grupo de Eleazar Guerrero. Alfredo Corona, era consejero del IVAI y fue impulsado por Gómez Cazarin.

Por tanto ambos son cercanos a Cuitláhuac García, no a Rocío Nahle.

Con esto, al dejar un lugar vacante en el IVAI buscarán designar un nuevo consejero de largo tiempo, para que cuando entre la siguiente administración sexenal, Cuitláhuac pueda seguir teniendo control de esa instancia.

Con este panorama vale la pena repetir: Lo más importante, es que Cuitláhuac García traicionó uno de los postulados de AMLO, la elección de magistrados por voto directo popular.

  1. AMLO SE PRONUNCIÓ CONTRA LA REELECCIÓN Y 8 DIPUTADOS DE LA 4T LA BUSCAN

El segundo ejemplo de perdida de poder de AMLO.

A la 1:58 de la madrugada de este 15 de febrero, Morena difundió la lista de sus presuntos 300 candidatos a diputados federales.

Bueno, 299, porque aún no designan al correspondiente a Coatzacoalcos.

A Veracruz ahora sólo tiene derecho a 19 diputados federales, porque así como ha perdido población, también perdió curules.

Pero ni siquiera salieron todos los nombramientos de candidatos a diputados federales, si no nada más 18. El distrito de Cosoleacaque quedó vacante aún.

Pero de los 18 nombres que dio Morena, 8 son de diputados que buscan reelegirse, 3 son de diputadas locales que quieren brincar a la legislatura federal.

Y además hay tres casos notorios:

El de la alcaldesa de Paso del Macho, a la que le rechiflaron en un evento de Rocío Nahle, a la cual pusieron como candidata por el distrito de Huatusco; Zenyazen Escobar García, por Córdoba, que busca la protección ante el cambio de gobierno que se viene; y Benito Aguas Atlahua, presidente municipal de Zongolica, quien desconocía que había sido nominado como candidato de Morena a la diputación federal por ese distrito.

¿Cómo así?.

¿Es tal la confusión en Morena que hasta postulan a aspirantes que no aspiran?. Eso sólo muestra que la guerra interna por las nominaciones, está muy intensa.

Pero están los ocho que quieren reelegirse, que van contra lo que dice López Obrador sobre la reelección:

Esos son:

  1. María del Carmen Pinete Vargas, por el PVEM, quien busca seguir en la curul por cuarto periodo (quiere el récord de la diputada más repetidora).
  2. Jaime Humberto Pérez Bernabe, por Morena, quien quiere su tercer periodo como diputado federal.
  3. Mónica Herrera Villavicencio, Morena, quiere su primera reelección.
  4. Rafael Hernández Villalpando, Morena, uno de los peores alcaldes de Xalapa, pero quien busca su segunda reeleción al amparo del obradorato.
  5. Tania Cruz Santos, Morena, quiere su primera reelección.
  6. Rosa María Hernández Espejo, Morena, busca su primera reelección.
  7. Dulce María Corina Villegas Guarneros, Morena, quiere reelegirse por segunda ocasión.
  8. Paola Tenorio Adame, Morena, se postula para una segunda reelección, o sea, un tercer periodo.

Además hay tres diputadas que quieren brincar de la legislatura local a la federal:

  1. Elizabeth Cervantes de la Cruz, por Morena, en el distrito de Alamo.
  2. Jessica Ramírez Cisneros, por Morena, en Minatitlán.
  3. Margarita Corro Mendoza, por Morena, en el distrito de Cosamaloapan.

Así pues, estas son pequeñas muestras de como el poder de López Obrador va mermando.

Y las da uno de sus gobernadores favoritos y los diputados de su tendencia.

Falta poco para que griten a coro:

El rey ha muerto. Viva el rey

O la reina, en este caso.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.