De la seguridad me encargo Yo

0 11

De la seguridad me encargo Yo

Xóchitl Gálvez Ruiz


15 propuestas por un México Sin Miedo

  1. Actuar con toda la fuerza y la capacidad del Estado.
  • Ninguna concesión, ni cortesía al crimen organizado. Se acabaron los abrazos para los delincuentes. Toda la empatía y fuerza del Estado para atender las demandas de justicia de las víctimas.
  1. Recuperar el respeto por la vocación las Fuerzas Armadas.
  • Vamos a sacar a soldados y marinos de las tareas civiles y de las ocurrencias y caprichos que las distraen de sus misiones fundamentales. Vamos a reenfocarlas al combate de las organizaciones criminales más violentas. Defenderán a México de la mayor amenaza a nuestra soberanía: el control territorial del crimen organizado. En el futuro se aprovecharán las grandes capacidades de las Fuerzas Armadas en materia de tecnología, inteligencia y entrenamiento.
  1. Nuevas policías con poder para vencer al crimen.
  • Sin policías municipales y estatales fuertes nunca habrá paz. Presupuesto, tecnología y equipo serán transferidos a los gobiernos subnacionales.
  • Fundaremos la Universidad Nacional para la Seguridad. Todos los policías, en un término de seis años, tendrán una formación homologada.
  • Vamos a duplicar el número de policías en los estados y municipios de alto riesgo; el proceso partirá de elementos certificados y con una formación homologada.
  • Salario profesional para policías; escalafón nacional único y evaluable; y sistema pensionario homologado. Además, se garantizarán los recursos para crédito a la vivienda, seguros de vida, seguros de gastos médicos y becas para sus hijos. Las policías serán tratadas con la dignidad y el respeto de quienes garantizan la seguridad y la paz de nuestras comunidades.
  • Ninguna familia de la policía fuera de la clase media.
  1. Un gran acuerdo nacional que convoque a los tres órdenes de gobierno, al Congreso Federal y a la sociedad para lograr la paz.
  • Vamos a construir un nuevo sistema nacional de seguridad en el cual se discutan, analicen, aprueben y evalúen las estrategias. Vamos a propiciar la colaboración entre la federación, estados, municipios y las organizaciones de sociedad civil. No más abandono a la obligación de enfrentar al crimen.
  • Vamos a recuperar los recursos del Fortaseg y del Fortamun para apoyar a los estados y municipios en el mejoramiento de las instituciones encargadas de la seguridad pública y la procuración de justicia.
  • Tendremos un nuevo federalismo presupuestal en materia de seguridad. Municipios y estados requieren recursos para mejorar sus instituciones de seguridad.
  1. Justicia.
  • Vamos a duplicar el número de fiscales locales y federales y del personal que los auxilia, así como trasferir fondos para modernizar las fiscalías locales y a mejorar los sistemas que las evalúan.
  • Duplicaremos el número de juzgadores locales en el país. Vamos a transferir recursos y a pactar con los gobernadores para que sea prioridad de ellos mejorar la justicia.
  • Invertiremos en laboratorios forenses y de identificación de cuerpos. Aumentaremos sustancialmente el número de peritos.
  • Un código penal nacional, donde los delitos más comunes tengan las mismas redacciones. Los estados podrán tener tipos penales que atiendan las particularidades de cada uno.
  • Resolveremos el rezago de justicia en los primeros cuatro años del gobierno.
  • Ampliaremos el marco normativo para la debida protección a las víctimas.
  • Vamos a mejorar el marco jurídico que protege a las mujeres. Regresaremos a la construcción de centros de protección, defensa y atención de las mujeres. Con el auxilio de la Cámara de Diputados vamos a contar con el presupuesto para atender a las mujeres.
  • Implementaremos el Plan de Transparencia, Rendición de Cuentas y Anticorrupción en las instituciones de seguridad.

6.- Volver a la Guardia Nacional “realmente Guardia” y “realmente

             nacional”.

  • La corporación estará bajo un mando civil. Será realmente Guardia, porque vamos a darles la orden de combatir a la Delincuencia y realmente Nacional, porque vamos a duplicar de 150 mil a 300 mil sus integrantes para que tengan presencia permanente en las regiones más afectadas por la violencia.
  1. Uso de la tecnología y la inteligencia.
  • Con los mayores avances en materia de tecnología, vamos a complementar las tareas de las fuerzas del orden en su lucha contra el crimen. Existen las herramientas para localizar las columnas armadas que asolan a municipios y comunidades, y de esta manera desarticularlas.
  • Aprovecharemos y reforzaremos la capacidad instalada para convertir a la inteligencia en el elemento de éxito en la búsqueda de la paz.
  1. Construir al menos una prisión de máxima seguridad y alta tecnología.
  • Las cárceles ya no serán las escuelas de los delincuentes.
  • En coordinación con los gobiernos estatales, las prisiones federales podrán recibir personas de alto nivel de peligrosidad.
  • En entidades como el Estado de México el porcentaje de hacinamiento del sistema penitenciario estatal es del 242%. Esto representa una violación a los Derechos Humanos y un riesgo a la seguridad de las personas en condición de cárcel.
  1. Contener y reducir a las organizaciones criminales más violentas y agresivas.
  • Construiremos treinta y dos equipos policiales de reacción. La fuerza de los criminales ya no será mayor a la de las autoridades.
  • Se pondrá prioridad en aquellas bandas que extorsionan y amenazan comunidades y pequeños negocios y las que atacan a personas y transportistas en las carreteras.
  • Definir la lista de los delincuentes más peligrosos y de los generadores de violencia para llevarlos a la cárcel en los primeros dos años de gobierno.
  • Pedir la extradición a México de todos los delincuentes que cometieron delitos en el país y están libres en otras naciones, inclusive, los que tienen libertad por beneficios otorgados por juzgadores extranjeros. Acá nadie será impune y los vamos a castigar.
  1. Garantizar un sistema de justicia cívica
  • Los conflictos de carácter civil y bajo nivel de violencia o conflicto social deberán resolverse de manera fácil, rápida y expedita, y evitar así que escalen en acciones que afecten la seguridad y la paz de las comunidades.
  1. Derechos humanos como garantía de la paz.
  • Será prioridad nacional la búsqueda de personas desaparecidas.
  • Este país no puede seguir ignorando la herida abierta por los miles de mexicanos desparecidos.
  • Vamos a reconstruir y apoyar las instituciones que garantizan la protección de los derechos humanos y atenderemos todas las recomendaciones nacionales e internacionales.
  • Tendremos el mejor sistema de protección para defensores de los derechos humanos. Impulsaremos un diálogo permanente con ellos.
  • Instalaremos un consejo para la escucha permanente de las organizaciones de la sociedad civil. No más confrontación con la ciudadanía.
  • Reanudaremos la participación activa y propositiva de México en los organismos multilaterales, atenderemos sus recomendaciones y promoveremos el intercambio de ayuda.
  1. Atención a víctimas, una prioridad del Estado
  • Se creará un Fondo Nacional de Atención a Víctimas. Con los recursos incautados a los criminales, pondremos especial atención a los hijos de las personas desaparecidas y asesinadas por el crimen organizado, así como a los hijos de mujeres víctimas de feminicidio.
  • Haremos lo que haya que hacer para que las madres buscadoras sean escuchadas y atendidas.
  • En forma periódica, la Presidenta de México se reunirá con las familias de personas desaparecidas. Propiciaremos que esa práctica se extienda a las entidades federativas.
  1. Construcción de un tejido social sólido.
  • Mantener los programas sociales y reforzar a través de ellos la disminución de personas en vulnerabilidad.
  • Promover la solidaridad social en la solución de las necesidades y conflictos colectivos.
  • Impulsar programas para disminuir adicciones y formar a las familias en la atención de problemas relacionados con ellas.
  • Instrumentar, con el apoyo de la sociedad, un programa nacional permanente de desarme.
  • La educación, cultura y deporte, serán actividades estratégicas para la construcción de la paz. Más presupuesto para estos rubros, será una iniciativa del próximo gobierno.
  • Construiremos una estrategia nacional de reconciliación social. No más polarización.
  1. Prensa libre.
  • Tendremos el mejor sistema de protección de periodistas del mundo.
  • Con los comunicadores y los dueños de las empresas del ramo, vamos a construir las políticas públicas para garantizar el ejercicio de la libertad de expresión, ahora amenazada por el crimen.
  1. Fortalecer cooperación internacional para la paz y la seguridad.
  • Se propondrá la creación de una Agencia Norte Americana de Aduanas con personal civil de México y Estados Unidos que serán entrenados y certificados con controles de confianza.  La ANAA tendrá un doble mandato: 1) Fortalecer el control sobre cruces fronterizos para frenar la importación ilegal de armas de Estados Unidos a México y 2) Fortalecer el control aduanal para prevenir la importación de precursores químicos para el narcotráfico.
  • Con nuestros vecinos del norte y sur, promoveremos un gran acuerdo de seguridad que nos permita lograr la paz y desmantelar a los grupos delictivos que tienen influencia en la región.
  • Con los organismos internacionales de la materia promoveremos una intensa colaboración en materia de información, inteligencia, formación policial y búsqueda de objetivos criminales.

https://www.facebook.com/Xochitl.Galvez.R/videos/764080715345907/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.