fbpx
Ultimate magazine theme for WordPress.

Cuitláhuac no quiere hablar de porque lo abuchearon en Río Blanco

13

Místicos y Terrenales

* Cuitláhuac no quiere hablar de porque lo abuchearon en Río Blanco

* Pero ahora AMLO no lo defendió ni dijo que sea honesto

* Vecinos de Xalapa bachean calles, porque Ahued no cumple

Marco Antonio Aguirre Rodríguez


Cuitláhuac García Jiménez, el gobernador de Veracruz, no quiere hablar de porque lo abuchearon en Río Blanco.

No quiere ni siquiera insinuar las causas del reclamo social.

Mucho menos quiere que alguien le diga que el presidente Andrés Manuel López Obrador ahora no lo defendió. Que el presidente calló y no dijo que sea honesto, como otras veces lo ha hecho.

Por eso el mismo Cuitláhuac García ahora, prefiere decir que no es corrupto, en lugar de tratar de buscar una explicación al porque del abucheo.

En su autoproclamación ciierra los ojos a las denuncias probadas y comprobadas de empresas fantasma utilizadas para operaciones de compra y contratos en el estado; mantiene la vista hacia otro lado para no ver la entrega del 99 por ciento de los contratos de su gobierno por adjudicación directa.

También cierra los oídos para no escuchar las quejas de los alcaldes porque son obligados a contratar empresas que les “recomiendan” cercanos a su gobierno.

Y en el éxtasis de esa burbuja que ni él se la cree, evade la causa del abucheo en Río Blanco.

¿Habrá sido por ineficiente?, ¿por corrupto?, ¿por tiranozuelo?.

En una conferencia de prensa citada para realizarse éste lunes a las 7 de la mañana, que realmente inicio a las 7:10, en horario de competencia con la mañanera, en plan con maña, para que sólo llegaran los que ellos querían que estuvieran, Cuitláhuac se deja ir como si estuviera en un tobogán de parque de diversiones, y va armando a retasos. Algunos harto repetidos y sobados, un intento de discurso-disculpa hablando de su supuesta no corrupción, todo para evadir el hablar de porque lo abuchearon en Río Blanco:

“Estamos en época electoral, ya va a ser muy dificil que no se exprese alguien. Nosotros tenemos que garantizar la libertad de expresión. Pueden diferir de mi quién guste, pero jamás me van a acusar de corrupto, yo no soy como los que me antecedieron ni soy como algunos que estaban ahí, Yo o soy transa, yo no me corrompo, no me corrompí”, expresa.

Fueron más de 15 largos y tediosos minutos de su perorata tratando de justificar que es honesto.

Todo para rehuirr el responder ¿porqué lo abuchearon?.

¿Por honesto?. No, porque no lo es.

Ahí está la larga lista de empresas fantasma y la mención de todos los contratos dados por asignación directa y los sobrecostos demostrados.

¿O acaso dirá Cuitláhuac García que él no sabe nada de eso?.

PERO AHORA AMLO NO LO DEFENDIÓ NI DIJO QUE SEA HONESTO

Lo peor para Cuitláhuac García es que ahora el presidente Andrés Manuel López Obrador no lo defendió, ni dijo que sea honesto.

Es más, cuando Cuitláhuac García le llevó a López Obrador un facsimil sobre un documento relacionado con la historia obrera de Veracruz, el presidente agarró el cuadro que le entregó el gobernador con las dos manos y no lo soltó, para no tener que saludarlo ahí, en el evento.

Luego cuando el presidente dio su discurso, ni volteó a verlo, ni hizo referencia a su persona y mucho menos lo defendió.

Ahora no habló bien de Cuitláhuac García en Río Blanco, el domingo 7 de enero, después de escuchar (al igual que todos los que estuvieron ahí -y los que no, también-), como le gritaron “fuera-fuera” más de una vez.

Vaya, López Obrador dejó correr el escándalo, como lo ha hecho muy pocas veces, porque incluso en otras ocasiones ha defendido a gobernadores y alcaldes a los que abuchean, reclamando respeto a la investidura.

El presidente comenzó a hablar y no mencionó el nombre de Cuitláhuac García ni una vez.

Ni volteó a verlo.

Mucho menos lo llamó a su lado y le levantó el brazo, como en otras ocasiones.

Y el silencio y la distancia la mantuvo el lunes 8 de enero, donde nadie preguntó en la mañanera de ese día -casualmente- por Cuitláhuac García, ni López Obrador hizo mención a su persona sacando el nombre de la nada.

¿Acaso López Obrador se olvidó de su nombre?.

¿Acaso será que ahora hasta el presidente sintió pena por el abucheo?.

¿Acaso será que algo pasó y por eso el presidente se muestra tan frío con Cuitláhuac?.

Ahí, de lejitos, por favor, que contaminas con tu mala imagen pública.

¿Acaso estamos viendo el fin de la buena estrella de un Cuitláhuac García que llegó a gobernador y no pudo hacer nada bueno por Veracruz?.

Por lo pronto, el que se creía el gran místico de la entidad, fue abucheado y no defendido.

Eso es una realidad.

VECINOS DE XALAPA BACHEAN CALLES, PORQUE AHUED NO CUMPLE

La obra más llamativa del gobierno de Ricardo Ahued hasta ahora, el puente de Las Trancas, ha mostrado que no sirve para nada, porque la aglomeración sigue existiendo.

Abrieron la obra a la circulación sin estar terminada, por eso es que todavía no se atreven a inaugurarla.

Pero a la par, como el alcalde Ricardo Ahued ahora se ha dedicado a obras de relumbrón, por toda la capital surgen problemas con los servicios públicos, además de que los costos del agua entubada están entre los más caros del país.

Por eso, cansados de esperar, con sus propios recursos, un grupo de vecinos de las calles Acueducto y Prolongación Acueducto procedieron a tapar un gigantesco bache que se generó ahí.

De hecho, para que no hubiera confusión pusieron una cartulina con la leyenda: “Respeta/ Cuidado/ bacheo hecho por vecinos”, para que no vaya a llegar alguien del ayuntamiento a quererle poner una leyenda de que es una obra municipal.

La desesperanza por la falta de atención de la administración de Ricardo Ahued para con los xalapeños, llevó antes a los vecinos de la misma calle, a rellenar varios huecos en el pavimento, en espera de un bacheo más firme o la tan reclamada repavimentación de la calle., esto el 19 de noviembre del año pasado.

Acueducto es una calle muy transitada, porque la misma comunica con las calles Veracruz, Plan de Ayala, Hernández Ochoa, Lomas del Seminario y Molinos de San Roque.

Pero no son los únicos.

En la colonia 6 de enero, en la carretera que va con rumbo a Actopan, los vecinos igualmente se cooperaron para tapar varios baches que había en la misma y que el ayuntamiento no atendió.

Así, Ricardo Ahued se luce en eventos públicos, pero descuida a los xalapeños.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.